Croquetas sin Huevo

Croquetas sin huevo

Aunque los huevos se consideran un ingrediente importante para elaborar las famosas croquetas, las personas que sufren de algunas alergias pueden comer la receta siempre y cuando se hagan unos ajustes y se logren unas croquetas sin huevo.

Probablemente si buscas un paso a paso de croquetas en línea, vas a encontrar infinidad de opciones. El problema es que muchas de estas propuestas incluyen huevos para el proceso de empanado.

Pero, no todo está perdido, pues colocando en el buscador la frase “croquetas sin sin huevo” las opciones son infinitas.

Aunque no se trata de una alergia muy común, como en el caso del gluten o la lactosa, hay personas cuyo sistema inmunológico se sensibiliza y reacciona de forma exagerada a las proteínas de las claras o yemas del huevo.

Lo positivo es que para esas personas -niños en especial- hay maneras de que sigan disfrutando de sus comidas favoritas sin poner en riesgo la salud.

Aprende a cocinar croquetas sin huevos

 Pero, así como hay alternativas para los celíacos y para los intolerantes a la lactosa, también existen muy buenas recetas de croquetas sin huevo.

  • Croquetas de papa y pavo. Puré de patatas, pavo finamente picado, ajo en polvo, sal, pimienta negra, harina, queso crema, pan rallado y aceite de canola.
  • Croquetas de patatas dulces. Camotes grandes y cocidos, leche, mantequilla, queso cheddar rallado, sal, pimienta, migas de pan sazonadas y aceite vegetal.
  • Croquetas horneadas de salmón. Salmón, leche, migajas de pan, queso parmesano, cebolla, pimiento rojo, mantequilla, harina todo uso, cebollino, eneldo seco y aceite spray de cocina.
  • Croquetas de patatas vegetarianas. Patatas, perejil picado, leche de avena o de arroz, nuez moscada molida, sal, harina todo uso, pan rallado y aceite para freír.

 Consejos para las croquetas sin huevo

 Las recetas disponibles para croquetas sin huevo, especiales para las personas con alergia, son muchas y muy variadas y, en realidad, el nivel de dificultad es bastante bajo.

 También es válido ir jugando con diferentes ingredientes para encontrar los sabores, la textura, la combinación y la cocción adecuada, dependiendo de los gustos de cada quien.

 Asimismo, es importante recordar que hay que estar muy pendientes del tiempo de cocción, porque esto es un elemento importante para el éxito de la receta.

 Por ejemplo, si son fritas lo recomendable es mantenerlas en el aceite bien caliente entre 3 y 4 minutos, pero vigilarlas en todo momento para evitar que se quemen.

 Pero si las croquetas son horneadas, lo aconsejable son unos 20 minutos, tiempo suficiente para que se cocinen y para que queden doradas por fuera.

 ¿Cuáles son los sustitutos del huevo?

 Quizá nunca lo habías imaginado, pero para la mayoría de los alimentos existen sustitutos que funcionan bien y no alteran los sabores.

En el caso de los huevos en particular, para la elaboración de distintas recetas, incluyendo las croquetas sin huevo, las opciones disponibles son:

  • Semillas de linaza trituradas con un poco de agua
  • Yogurt hecho a base de leche de soja
  • Sustitutos de huevo de marcas comerciales
  • Mezcla de bicarbonato de sodio con vinagre
  • Harina de soja disuelta en un poco de agua

Si eres alérgico a los huevos, lo mejor es evitar comer huevos, leer con detenimiento las etiquetas de todos los alimentos, utilizar alternativas a los huevos en las recetas e informa a sus proveedores de atención médica sobre su alergia.

Lo importante es que no te limites, sino que pongas manos a la obra y hagas uso de las alternativas que existen. Atrévete a cocinar croquetas sin sin huevo y verás que el sabor es maravilloso.