Elaboración de Croquetas

Croquetas sin alérgenos

Preparar unas croquetas sin alérgenos pareciera ser una misión imposible o, por lo menos, bastante complicada. Pero, en realidad, existen excelentes recetas especiales para aquellas personas que desafortunadamente tienen alguna alergia alimenticia.

Cuando hablamos de alérgenos, nos referimos a todos esos alimentos que generan una respuesta anormal en el cuerpo, desencadenada por el sistema inmunológico y que se presenta con síntomas bastante incómodos.

Es ampliamente conocido que los alimentos que generan reacciones alérgicas con mayor frecuencia son:

  • La leche
  • Los huevos
  • Algunos pescados
  • Los mariscos crustáceos
  • Las nueces
  • El trigo
  • La soja.

Aunque es poco común que una sola persona padezca alergias a varios o a todos estos elementos, siempre vale la pena aprender a hacer recetas deliciosas sin necesidad de utilizar ninguno de estos ingredientes.

Por ejemplo, unas croquetas sin alérgenos no solamente son una posibilidad real y fácil, sino un plato con un excelente sabor y lo mejor de todo, es que son 100% saludables y completamente seguras para cualquier comensal.

Preparar croquetas sin alérgenos

Repetimos, no es una misión imposible. Elaborar unas croquetas sin alérgenos, de hecho, no es para nada difícil si sabemos realmente cómo sustituir los ingredientes que son problemáticos.

Entonces, toma nota a las siguientes recomendaciones:

  • Croquetas sin lácteos. Para sustituir los lácteos, se puede suprimir el ingrediente por completo u optar por leches vegetales, pero teniendo en cuenta que las nueces también son alérgenos y que, de hecho, muchas personas son alérgicas a estos alimentos.
  • Croquetas sin gluten. Para sustituir el gluten en la receta de las croquetas lo más sencillo es cambiar el pan rallado que normalmente se usa para empanar, por otras opciones como la polenta, semillas de amaranto e incluso hojuelas de avena.
  • Croquetas sin huevos. Para sustituir el huevo solo basta con utilizar las opciones comerciales u otras alternativas como la linaza que, mezclada con un poco de agua, tiene una consistencia similar a las claras. Para empanar, si la mezcla tiene húmeda no hará falta pasarla por huevos.
  • Croquetas sin pescado. Para sustituir los pescados, los mariscos y los moluscos, que suelen ser alérgenos, lo más conveniente es el uso de otras proteínas como el pollo e incluso optar por las opciones veganas con lentejas y otros ingredientes.

 Ahora, para que el resultado sea 100% libre de alérgenos, lo único que hay que hacer es cambiar absolutamente todos los elementos que pudieran generar alguna alergia alimentaria, para evitar cualquier problema.

Hay que recordar, por ejemplo, que algunas de las alternativas como las almendras, las avellanas y la soja, también pueden generar problemas al organismo. Por lo tanto, hay que tener cuidado con ellos.

Al momento de la cocción, las instrucciones son las mismas: aceite a temperatura adecuada para evitar que se deshagan o se quemen, suficiente aceite para que cubra las croquetas y antes de freír comprobar que estén lo suficientemente firmes.

Aprender a comer con alergias alimentarias

Tener una o varias alergias alimentarias puede ser un problema o una posibilidad, dependiendo del punto de vista de cada quien.

Puede ser un inconveniente si lo asumes como una dificultad que te impide disfrutar de tus comidas favoritas o que te obliga a comer cosas que quizá no te agradan tanto.

Pero, por el contrario, puede ser visto como una gran oportunidad de experimentar con nuevos ingredientes y de conocer otros sabores que quizá no pensabas que podían funcionar.

Entonces las croquetas sin alérgenos, lejos de sonar a un menú sin mucho sabor y poco apetecible, ofrece el regalo de combinar distintos ingredientes que van a resultar en una comida rica y saludable.

Contácta con el obrador.

(+34) 698 141 511

web@croquette.es

Rúa Salzburgo, 2 (15174) A Coruña

Redes Sociales

Ir arriba